banner pro 169
Inicio  |   Pedir caja de herramientas  |   Mapa del sitio  |   Inventario de recursos   |   Vínculos  |   Sitio web de la OIT
spacer
spacer
spacer


spacer

Banner picture by:
Janice Collins
and
True Blue Aboriginal Arts


spacer

spacer

Trabajo forzoso

Las víctimas del trabajo forzoso suelen ser los pueblos indígenas
El trabajo forzoso tiene lugar cuando las personas se ven sometidas a la coerción psicológica o física para realizar algún trabajo, que de otra manera no habrían elegido libremente. El trabajo forzoso incluye situaciones tales como la esclavitud, prácticas similares a la esclavitud, la servidumbre y la servidumbre por deudas. Algunas personas corren más riesgo de convertirse en víctimas del trabajo forzoso, dado que son más vulnerables o más pobres que otras y, por lo tanto, pueden ser explotadas más fácilmente.

Hoy en Latinoamérica, al igual que hace siglos, las principales víctimas del trabajo forzoso son los pueblos indígenas. En el sur de Asia, la servidumbre por deudas sigue siendo particularmente grave entre los dalits y los adivasis. Es sabido que las mujeres y las niñas de las tribus de las colinas de la región de Mekong, del sudeste asiático, son especialmente vulnerables al tráfico para la explotación sexual. En África Central, el trabajo forzoso parece ser un problema concreto para los baka, los batwa y otros pueblos llamados “pigmeos”.

Convenios para combatir el trabajo forzoso
La OIT tiene dos convenios que se ocupan del trabajo forzoso. Uno de ellos es el Convenio núm. 29 de la OIT relativo al trabajo forzoso, que data de 1930 y que obliga a los miembros estados de la OIT a suprimir, lo más pronto posible, el empleo de trabajo forzoso u obligatorio en todas sus formas. Al definir el trabajo forzoso, el Convenio núm. 29 menciona algunas excepciones aceptables, tales como el servicio militar, cualquier trabajo que forme parte de las obligaciones cívicas normales o cualquier trabajo que se exija en virtud de una condena, a condición de que este trabajo se realice bajo la vigilancia y control de las autoridades públicas.

En 1957, el Convenio núm. 29 se complementó con el Convenio núm. 105 relativo a la abolición del trabajo forzoso. Este Convenio resume los propósitos específicos por los que nunca debe imponerse el trabajo forzoso. Por lo tanto, el trabajo forzoso nunca deberá utilizarse con fines de fomento económico, como medio de educación política, como medida de discriminación o de disciplina en el trabajo, ni como castigo por haber participado en huelgas.

spacer
spacer

 

spacer
Click to play and stop video

Pueblos indígenas y trabajo forzoso
Roger Plant, Programa de Acción Especial sobre Trabajo Forzoso, OIT

Low res (wmv - 18 Mb)
High res (mov - 62 Mb)


spacer

ny_bog_cover_160
Una guía sobre el Convenio núm. 169 de la OIT

spacer
ilo logo
spacer

eu logo
Con el apoyo de la Comisión Europea

spacer

spacer